¡Eres divina!

¿No os apasiona cuando en una de esas novelas de Victoria Holt la protagonista llega de un sucio y largo viaje en carruaje, sube a su habitación del XVIII, acompañada por supuesto por un viejo y elegante mayordomo, se asea y se pone un vestido de seda azul? ¿Y qué me decís sobre cuando tienen … Continue reading

Todos somos racistas. Y mentirosos.

Antes de nada, he de recordar que las teorías son polémicas. Si no, ni se trata de una teoría ni de nada que merezca la pena. Pues sí. La gran y triste verdad es que todos en este mundo somos racistas; más aún, diría que desde el momento en que Alguien creó razas diferentes. Porque … Continue reading

Recogí mis lágrimas del suelo

No iban a renovarme el contrato laboral. Se me acababa en diez días. También expiraba el de mi domicilio, que no podía renovar, ya que iba a quedarme sin trabajo. Mi novio acababa de decidir que debía regresar a su tierra natal a iniciar un matrimonio de conveniencia cuya sola idea aborrecía. Además, el chico … Continue reading

The same stain remains

In some precise point of the dirty passages of a crowdy underground station in London… the same stain remains. When you see it for the first time, it seems like water, juice, or a fizzy drink from some thoughtless and non-English person who threw it there. But the very next day the spot will be … Continue reading

Domingo: Llegada a Atenitas

Bueno, pues aquí estamos… he decidido venir a Atenas con mi hermana Reyes y una compañera suya de trabajo, por una semana. Todo el mundo me ha dicho que estoy loca, que en dos días se ve todo y le da tiempo a uno a aburrirse, pero yo… ¡tengo tanto que ver aquí! La Acrópolis, … Continue reading

Lunes: ¡Corriendo a ver mi Acrópolis!

Hoy me levanté prontísimo para degustar con tiempo el bufet del hotel (algo que no me puede entusiasmar más), aunque mi hermana Reyes y su coleguilla de trabajo María desayunaron un poco antes para llegar pronto al trabajo en su primer día. El desayuno no era nada del otro mundo, pero a mí me encantó … Continue reading

Martes: más calmado

Hoy me he comprado algunas cosillas. Ya estaba tardando. Día y medio es para mí todo un récord. Me he adjudicado a mí misma dos Komboloi, los rosarios típicos con los que juegan todos los tipos cool de Grecia. Los mayores, claro. No he visto ni a uno jovencillo, pero mi Pichurrín me dice que … Continue reading

Jueves: ¡A Delphi!

Tras levantarme para ir al puerto a coger mi barcazo (por cierto, nunca vi barcos tan gigantescos como en El Pireo), cambié mi rumbo al darme cuenta de que a Grecia iba a volver seguramente, y que en las siguientes ocasiones sería únicamente a islas, así que pregunté en la recepción del hotel cómo llegar … Continue reading