Filed under Series

Domingo: Llegada a Atenitas

Bueno, pues aquí estamos… he decidido venir a Atenas con mi hermana Reyes y una compañera suya de trabajo, por una semana. Todo el mundo me ha dicho que estoy loca, que en dos días se ve todo y le da tiempo a uno a aburrirse, pero yo… ¡tengo tanto que ver aquí! La Acrópolis, … Continue reading

Lunes: ¡Corriendo a ver mi Acrópolis!

Hoy me levanté prontísimo para degustar con tiempo el bufet del hotel (algo que no me puede entusiasmar más), aunque mi hermana Reyes y su coleguilla de trabajo María desayunaron un poco antes para llegar pronto al trabajo en su primer día. El desayuno no era nada del otro mundo, pero a mí me encantó … Continue reading

Martes: más calmado

Hoy me he comprado algunas cosillas. Ya estaba tardando. Día y medio es para mí todo un récord. Me he adjudicado a mí misma dos Komboloi, los rosarios típicos con los que juegan todos los tipos cool de Grecia. Los mayores, claro. No he visto ni a uno jovencillo, pero mi Pichurrín me dice que … Continue reading

Jueves: ¡A Delphi!

Tras levantarme para ir al puerto a coger mi barcazo (por cierto, nunca vi barcos tan gigantescos como en El Pireo), cambié mi rumbo al darme cuenta de que a Grecia iba a volver seguramente, y que en las siguientes ocasiones sería únicamente a islas, así que pregunté en la recepción del hotel cómo llegar … Continue reading

Viernes: Como una griega más

Hoy sí que he paseado por las calles atenienses con una paz y relajación como la que a mí me gustan. Porque entre tú y yo, aquí “patipamí” a mí me gusta ver las ciudades con calma. Empapándome de su espíritu. Como vi Nueva York y como conocí Londres. Sin prisas, pudiendo pasarte en un … Continue reading

Sábado: ¡Adiós, Atenas!

El sábado, mientras esperaba a Reyes y a María a que bajasen de la Acrópolis, me compré la figurita de la que me había enamorado en mi primer día y no había visto nunca más en ningún otro lado, y paseé tranquilamente por Plaka. En aquel momento pensé que no había nada mejor que pasear … Continue reading

Saltar por la ventana

  Anoche intenté suicidarme. La ventana de la cocina estaba abierta, así que miré abajo decidido. Pero de repente me di cuenta de que tenía tantas ganas de ir al baño, que decidí posponer mi tarea: mi gran final.   A muchos les parecerá una tontería pero siempre me he preguntado si en un caso … Continue reading

Atropellado

  Hoy me he levantado dispuesto a ser atropellado. Por un coche, un camión o un barco; lo que sea. Bueno, un barco no, que no sé nadar. Pero un camión o un autobús estaría muy bien. Sería una muerte rápida, eficaz. Dolería; eso sí. Pero, como decía mi madre que en  paz descanse: “Quien … Continue reading