Posted in October 2010

El abuelo paterno

Jacob y María eran tan pobres que comían sopa de ortiga, día sí, al otro también. A veces, cuando era época de moras y frambuesas hasta se permitían un festín. Tenían cinco hijos, todos menores de cinco años, y aunque todavía no comían demasiado, era obvio que necesitaban nutrirse con algo más que plantas y pequeñas … Continue reading